no está satisfecha

Palacio de Gobierno y los Sánchez Paredes

Publicado: 2011-02-12

Desde hace dos semanas, la revista Caretas ha intentado ligar a Alejandro Toledo con el narcotráfico, primero a través de una  foto en la que salía el entonces presidente con el jefe del Clan de los Sánchez Paredes. Inmediatamente, una vez más, Caretas intentó relacionar al candidato a la vicepresidencia de Perú Posible Javier Reátegui con la cuestionada familia, a través de supuestos sobrinos. Toda la investigación, por cierto, quedó desvirtuada y el director de la publicación tuvo que aceptar la flagrante equivocación.

Augusto Alvarez Rodrich ha señalado en su habitual columna que el Presidente Alan García habría indicado  en una reunión informal que luego de dicha publicación Toledo quedaría severamente dañado.

Pero, en verdad, quien terminó con severos cuestionamientos ha sido el secretario de Palacio de Gobierno y mano derecha de García, Luis Nava Guilbert, al hacerse conocidos los vínculos de su hijo con el clan de los Sánchez Paredes.

El día de ayer el diario El Comercio señaló la veracidad del vínculo entre José Antonio Nava Mendiola (40) y AlfredoSánchez Miranda (31) y el padre de este último, Santos Orlando Sánchez Paredes (66).

De acuerdo a su investigación, la relación entre Nava Mendiola y Alfredo Sánchez Miranda comenzó en el 2002. En ese entonces Sánchez Miranda tenía 25 años cuando conoció al hijo de Nava Guilbert en las oficinas de un periódico de filiación aprista.

Ambas personas, que luego fueron amigos, mantuvieron vínculos comerciales hasta el 2007, meses antes de que se investigue al clan trujillano por desvío de insumos químicos y lavado de dinero por presuntas actividades de tráfico de drogas en los ochenta y noventa.

En un video publicado se puede observar a Alfredo Sánchez Miranda y a Nava Mendiola  en un restaurante en la ciudad de Las Vegas (Estados Unidos). La grabación se habría hecho en el 2003 o 2004 cuando Alfredo Sánchez Miranda asistía a las Vegas para un evento de maquinaria pesada. Al parecer Sánchez Miranda no quiso viajar solo e invitó con todos los gastos pagados al hijo de Nava Guibert.

Cabe destacar que Sánchez Miranda estaba vinculado a la Compañía Minera Aurífera Santa Rosa S.A. (Comarsa) mientras que Mendiola era gerente de Transportes Don Reyna. Ambas empresas tuvieron relaciones comerciales entre noviembre y diciembre del 2003.

Hoy, en el diario La República,  Alfredo Sánchez, hijo de Orlando Sánchez Paredes, ha reconocido los vínculos amicales y económicos que lo relacionaban con José Antonio Nava, hijo de Luis Nava, confirmando la veracidad de todo lo señalado en el informe periodístico.

Pero, además, soltó una serie de revelaciones bastante comprometedoras.  Indicó haber apoyado  con 5 mil dólares la campaña electoral de Alan García el 2006. “Yo mismo he ido a hacer mi donación, en el padrón debe figurar mi colaboración con mi nombre y apellido, en ese momento el mal menor, como se dice, era Alan García y di mi aporte personal”. Esos aportes se los habría dado a Mirtha Cunza, secretaria personal de García.

“Lamentablemente –continuó–, nuestros políticos lo único que saben hacer es pedir plata y hacer política. La mayoría de ellos no tienen un trabajo conocido y entonces, de alguna manera, hay que apoyarlos, pero mucho cuidado con que ahora quieran decir que es plata mal habida. Mi plata no es del narcotráfico, soy un profesional y tengo empresas. Y la policía y la fiscalía ya han dicho que no hay nada ilícito en ellas”

El secretario de Palacio, Luis Nava, ha indicado que su hijo no está involucrado en ningún acto ilícito y acusó a Toledo de estar detrás de la campaña de desprestigio. "Hemos vuelto a los métodos del Montesinismo", señaló, a modo de defensa.

Sin embargo,el periodista Daniel Yovera muestra en Perú 21 los extraños vínculos de Luis Mendiola con Miguel Garro, el operador de la cuestionada empresa Comunicore.

¿Qué dirá ahora Palacio de Gobierno?


Escrito por


Publicado en

Cooltura

Otro blog más de Lamula.pe